BIENVENIDOS

NUESTRA HISTORIA
 
En noviembre de 1999, Alain Goupil, espeleólogo de Quebec, tomó un curso de formación de seguridad internacional organizado por el Espeleo Socorro Francés. En diciembre del mismo año, participó en una expedición Quebequense en la Sierra Negra en el estado de Puebla, Mex.
En esta expedición, hubo un accidente a una profundidad de 350 metros. Se necesitaron más de seis días de trabajo continuo para llevar a Alain a la superficie y en el rescate participaron, entre otros, dos franceses: Eric Sanson y Bastien M, respaldados por espeleólogos Mexicanos y Quebequenses.
Como el aspecto de la seguridad en el medio subterráneo preocupaba a los espeleólogos Mexicanos, se mantuvo contacto entre Eric Sanson y el Dr. Juan Antonio Montaño Hirose, espeleólogo miembro del GEU, quien hablaba francés y hacía las veces de interprete e intermediario entre la expedición y los espeleólogos Mexicanos durante el rescate de Alain Goupil.
De estos intercambios, surgió la petición de parte de los espeleólogos Mexicanos de un curso de formación que podría realizarse dentro de las actividades del V Congreso Nacional de Espeleología, organizado por la Unión Mexicana de Agrupaciones Espeleológicas (UMAE) en diciembre del 2000. Eric Sanson se ocupó del asunto con la Dirección Nacional del Espeleo Socorro Francés que trataba de definir las modalidades y condiciones relativas a un curso de formación en México y encargaron a Bernard Tourte el curso.
El 7 y 8 de octubre del 2000, la Dirección del Espeleo Socorro Francés validó la realización de este curso programado y discutido a lo largo de un año por intermedio de la Comisión de Relación de Expediciones Internacionales (CREI) de la Federación Francesa de Espeleología. La noticia fue transmitida a los Mexicanos y las modalidades de la candidatura a esta formación fueron definidas en común:
-         Autonomía en la cuerda.
-         Maestría en técnicas de equipamiento.
-         Disposición para reclutamiento nacional.
 
En vista de la demanda de participación observada a finales de octubre, se decidió buscar el financiamiento para la llegada de un segundo formador. Se buscó en diferentes organismos: la Federación Francesa de Espeleología, las embajadas, la UNAM, etc. La embajada de Francia en México ayudó mucho y así pudo venir a México Jean-Marc Gibelin a fin de asegurar una misión de formación específica de seguridad.
El curso de formación "Socorrista - Jefe de Equipo" comenzó el martes 21 de noviembre y terminó el 2 de diciembre del 2000. Participaron 24 espeleólogos nacionales. Las practicas se desarrollaron en dos cavernas "La Joya" y "Zacatecolotla", ambas en el estado de Guerrero, una seca y la otra con actividad hidráulica y una profundidad superior a los 160 metros.
Ya durante el Congreso de San Joaquín Qro, Manuel Casanova dió una ponencia titulada "Espeleosocorro México" donde mencionaba: "... se propone a este Congreso Nacional la creación de un grupo provisionalmente llamado Espeleo Socorro México, formado por individuos a los cuales se capacitará en técnicas específicas del rescate subterráneo, para responder con prontitud y eficacia a llamados de auxilio. Espeleo Socorro México deberá estrechar y crear vínculos serios con organismos internacionales que puedan colaborar para los objetivos propuestos. Igualmente, se deberán establecer convenios de apoyo con instituciones nacionales para facilitar su misión..."
Después de finalizar el curso de Espeleorescate, los participantes discutieron por varias horas acerca de la creación de este organismo, en lo cual todos estuvieron de acuerdo. Después de una breve discusión, se decidió que este nuevo grupo estaría presidido por el Dr. Juan Antonio Montaño Hirose y compuesto de dos partes: una Operativa, dirigida por Sergio Santana Muñoz y la otra de Formación, dirigida por Manuel Casanova. El total de los participantes se adhirieron al proyecto. De esta manera nace "ESPELEO RESCATE MEXICO".